Imprimir 
СНПЧ А7 Череповец, обзоры принтеров и МФУ

Nos llena de alegría poder iniciar un nuevo año escolar donde juntos hemos elevado nuestra oración al Señor para que nos otorgue la sabiduría e iluminen nuestro camino, bendiga nuestros sueños y voluntades y nos cuide en este viaje que hoy comenzamos. Nuestro Slogan del Año “Sonríe a la Vida” es un llamado a valorar la vida como el mayor regalo que Dios ha hecho a la humanidad y comprometernos desde la fe a posicionarnos incondicionalmente a favor de la vida. ¿Cómo? Comprometiéndonos con el cuidado de nuestra casa común, asumiendo con urgencia comportamientos en nuestro colegio, en nuestra familia y en nuestro entorno, encaminados a la sostenibilidad y a la protección y cuidado de la tierra y en la defensa de los más pobres.

La vida es puro don de Dios y por eso debe ser respetada, cuidada, defendida y servida.

Nuestras aulas, galerías y patio se vuelven a llenar de vida y alegría, pues sus hijos son el alma de nuestro colegio, la fuerza que nos mueve a dar lo mejor y la razón principal de nuestra misión. Damos la bienvenida a los papas se incorporan a la familia isabelina, agradecemos la confianza depositada en nuestro colegio permitiéndonos educar a sus hijos, nuestra respuesta a esa confianza será como venimos haciéndolo, formar niños y jóvenes respetuosos, con responsabilidad social, conscientes de dejar huellas más allá del aula de clase, alegres y respetuosos, impulsando una educación innovadora, de calidad, dando respuestas válidas y acordes a las nuevas exigencias de nuestro siglo XXI.

Quiero hacer mías las palabras del Papa Francisco en su discurso al mundo de la escuela nos dice; ame la escuela y a mis maestros porque ellos son sinónimo de apertura a la realidad.

El ir a la escuela significo para mí: abrir la mente y el corazón a la realidad para aprender, es lo que hacen sus hijos. La escuela es además lugar de encuentro. Porque todos nosotros estamos en camino, poniendo en marcha un proceso, realizando un camino: La escuela no es un lugar de estacionamiento, donde se paga un servicio y no se participa en la vida de la escuela. Es un lugar de encuentro, se encuentra a los maestros, se encuentra al personal administrativo, de servicio. Se encuentra a los estudiantes.

Se encuentra a la familia todos tenemos necesidad del encuentro para conocernos, para amarnos para caminar juntos. Prosigue el papa diciendo que ama la escuela porque nos educa en lo verdadero, en el bien y en lo bello.

Las tres van juntas, entrelazadas. En la escuela no aprendemos solamente conocimientos, contenidos, sino que aprendemos también hábitos y valores. El papa nos invita a aprender las tres lenguas que toda persona debe saber: la lengua de la mente, la lengua del corazón y la lengua de las manos. Pensar, sentir y hacer.

La educación debe moverse en estos tres caminos. Pero con armonía El papa nos pide: por favor no nos dejemos robar el amor por la escuela. Nuestra escuela es un semillero, una posibilidad, tierra fértil para cuidar, estimular y proteger. Tierra sedienta de vida. Es hermoso amar la escuela, porque se vuelve una gran familia para todos, papás, abuelos, maestros, compañeros, aprendemos a ayudarnos a compartir lo bueno de cada uno, a dar lo mejor de nosotros mismos, a trabajar en equipo, a jugar en equipo que es tan importante, y a perseverar en nuestras metas.

Que la comunicación, la cultura del dialogo, sea siempre la herramienta que fortalezca nuestra familia isabelina y nos permita crecer al celebrar los 60 años de amor entregado en gratuidad, vida compartida, sueños realizados, hermanas, maestros, exalumnos, estudiantes, padres de familia que han hecho historia y han sabido dejar huella en el corazón de las nuevas generaciones de hoy .

Que María Divina Pastora sea luz y esperanza, fuerza y paz en nuestro caminar.

Прикольные СМС
Недорогой планшет Android